Comunidad Todoele

Red social de profesores de ELE

Este es un tema que siempre me ha dado que pensar y que no tengo claro. Pienso que es un arma de doble filo, pues por una parte nos puede ahorrar un tiempo precioso y aclarar sin temor a malentendidos las dudas de los alumnos y, por otra, limita su tiempo de exposición a la L2 -factor que considero determinante en el aprendizaje de lenguas- y además corremos el riesgo de que nos consideren una especie de diccionario parlante...
Pongamos que en una clase de principiantes totales aparece la palabra "perro"; siempre podremos decir que es un animal doméstico, considerado por muchos el mejor amigo del hombre, etc -personalmente no me va lo de caminar a cuatro patas y empezar a ladrar, aunque he oído propuestas parecidas en algunos seminarios-, pero, ¿si la palabra es "armonía" o "satisfacción" o cualquier otro sustantivo abstracto?
El sentido común me dice que es una ventaja conocer el idioma materno de los alumnos y poder contrastar y saber dónde hacer hincapié, pero también que hay que restringir su uso al mínimo posible.
¿Cómo veis el tema los que dais clases a alumnos de diversas nacionalidades y el español es la lengua vehicular?
¿Cuál es la opinión de los estudiantes?

Etiquetas: L1, L2, lengua vehicular

Visitas: 919

Responde a esto

Respuestas a este foro

Interesante cuestión, pienso en ello a menudo. Cuando hice el curso de Ele en la Universidad de Málaga, todos los profesores (algunos con hasta 25 años de experiencia) parecían tener muy claro que todo tenía que ser explicado, descrito, ec., en español. Lo cierto es que estos profesores trabajan en escuelas de español o universidades españolas, donde en una misma clase puede haber estudiantes de Noruega, Japón, Rusia e Inglaterra, y aunque el inglés es la lingua franca por excelencia, no todos la tienen por qué conocer ni hablar.

Mi caso por ejemplo es el de alguien que enseña español únicamente a estudiantes angloparlantes, británicos, irlandeses... y recurrir al inglés es, como dice Leonor, un arma de doble filo, pero lo cierto es que me ahorra mucho tiempo y son los mismos estudiantes los que en cierta forma me piden que explique en inglés algunas cosas. Por ejemplo en un nivel inicial (avanzado) en el que los estudiantes no estan familiarizados con términos como forma verbal, conjunciones, pronombres posesivos (me temo que los británicos no incluyen la gramática en sus aulas) me resulta difícil no acabar dando explicaciones en inglés.

Otras veces considero que son perfectamente capaces de seguirlo todo en español y si, aún así, alguien insiste en recurrir a su inglés nativo, yo les insisto igualmente en castellano. Tengo un caso curioso en estos momentos, es una clase de nivel intermedio de unas 10 personas. Una de ellas, Katie, es de esos estudiantes que "lo pilla todo rápido", su comprensión es muy buena, su gramática, etc., ahora bien, cada vez que me dirijo a ella, siempre en español, me contesta perfectamente a la pregunta, su comprensión ha sido total, pero lo hace en inglés (!), le vuelvo a contestar en español, respuesta en inglés, le insto a usar el español (está capacitada para ello) pero a veces resulta en vano. No me ocurre con ningún otro estudiante del mismo nivel, me gustaría saber qué pensáis y qué haríais vosotros.

Un saludo,

Natalia
Natalia, ciertamente esa es la tª imperante, pero por otra parte se contradice con la aparición de cada vez mayor número de gramáticas contrastivas, manuales adaptados para hablantes de diferentes lenguas, etc.

Siento no poder aconsejarte sobre Katie. ¿Qué le produce esa negación a expresarse en español? ¿Temor al ridículo? ¿Rechazo afectivo hacia lo hispánico? ... Y es que hay casos que son de psiquiatra: Hace muchos años tuve una alumna que me entregaba redacciones en inglés. Cuando le expresé muy asombro su respuesta fue: Es que yo no sé si usted puede leer en griego... ;-)
Hola, yo tengo alumnos de nacionalidades muy diversas, y ademas sé poco inglés, en clase tenemos un diccionario de antónimos y sinónimos, ademas de diccionarios de diferentes lenguas, es cierto que los conceptos abstractos son dificil explicar, pero habiendo un material importante a disposición de los alumnos y profesores, se hace uso de ello, esto da un respiro en clase, por otra parte, yo utilizo dibujos en la pizarra, fotos, y cualquier cosa que tenga a mano.
Supongo que mis estudiantes preferirían que yo hablase inglés, pero por otra parte, el hablar solo en español les hace pensar, y no perder de vista lo que estamos viendo en ese momento, ademas de relaccionar y aprender el vocabulario con objetos reales.
Muchas gracias por compartir tu experiencia, Mª José.

Tienes mucha razón, pero es tan distinto enseñar a grupos monolingues en el extranjero... Aquí hay muchas tareas, actividades -llámese como se quiera- que no funcionan por ese motivo, cuando en realidad los propios estudiantes debieran buscar la mayor exposición posible a la L2, ya que normalmente no tienen ningún contacto fuera de clase, pero no suele ser el caso. ¡Es complicado!
Hola compañeras!
Os cuento mi caso. Mis alumnos son multiculturales y de diferentes procedencias. La mayoría son magrebís, pero también hay búlgaros, rumanos, gambianos... Al aparecer vocabulario nuevo siempre lo explico en español, no sólo porque a veces no haya una lengua franca para traducir, sino porque creo que es el mejor método para provocar en el alumno un proceso inferencial de aprendizaje. Las listas de palabras son peligrosas porque tienen el problema de aprendizaje mecánico y el de los sinónimos, que nunca son equivalentes totales. Yo hablo árabe, inglés y tengo pequeños recuerdos del francés del cole, y podría perfectamente traducir a alguna de esas lenguas, pero prefiero no hacerlo. Y como decís, en las palabras abstractas, siempre se puede dar una información aproximada para que al alumno se le encienda la lucecita y luego vaya a su diccionario a comprobar su hipótesis.
Y os cuento una tontadita de anécdota: una compañera se reía contándonos cómo explicaba a un alumno su duda de qué era "el destino". Ella se volvió un poco loca contandole que es algo del futuro que algunos creen que está escrito... y tal. Al final, ella toda apurada, él le pregunta: "Entonces, ¿qué significa "con destino Barcelona"?" :-D ¡qué importante es siempre dar un contexto!
Sobre Katie, Natalia, opino como Leonor, creo que se deberá a la vergüenza. Tú le conoces, pregúntale en confianza por qué hace eso.

Bueno, Leonor, ésto que os cuento en en España, a ver qué opinan compañeros que enseñen en el extranjero con grupos monolingües, que al fin y al cabo por ahí iba tu consulta.
Muchas gracias, Fátima. Es muy interesante saber cómo os manejáis los que enseñáis a alumnos de diversa procedencia.

Y la anécdota del destino, buenísima... :-P
Hace un tiempo planteamos en Todoele la siguiente pregunta: ¿Qué idioma se debe utilizar para explicar la gramática a estudiantes principiantes?. Podéis ver los resultados de la encuesta aquí.
Hola, enseñar usando sólamente la L1 es seguramente la mejor opción; la opción ideal. Sin embargo, el tiempo es un factor determinante en las clases y, cuando la cultura es muy diferente, a veces, es mucho más "rentable" o bien traducir o bien pedirles que busquen la palabra en el diccionario que tenemos en clase. Por ejemplo, y aunque suene muy extremo, una vez tuve un grupo de alumnos africanos que no sabían qué eran las estaciones porque el propio concepto era nuevo para ellos.

Otro factor muy determinante es la edad y la motivación. Uno de mis grupos son 20 estudiantes de 12 años (L1 chino, L2 inglés)... imposible no intercalar de vez en cuando algo de inglés.... perderían el interés, la motivación y, probablemente, tendría problemas de disciplina. Sin embargo, con niveles algo más altos y alumnos de 16 ó 17 años, es más fácil usar sólo español pero, al igual que Natalia, un poco más difícil que ellos lo usen... quizás porque son más conscientes de sus errores.

Alvaro
Hola a todos! Sí, yo también pienso que el uso de la L1 no debe considerarse algo malo. Mis grupos son monoluíngues y si empiezo a hablar solamente en español desde la primera clase, mucha gente se deprime porque no se entera de todo, pierde la motivación y se cansa muy rápido. Por eso empiezo con la ayuda de la L1 y poco a poco voy "imponiendo" el uso del español.

Añadiría también que cuando se trata de términos abstractos (en un nivel más alto), tras dar ejemplos y sinónimos, muchas veces los mismos estudiantes me hacen la traducción y yo la confirmo o corrijo según el caso.

Saludos
Un curioso caso de negativa llevada al extremo del que nos informa el blog Observatorio Atrium Linguarum: Punto de Observación...
He leído sobre la escuela y me parece un poco ridícula la idea, al menos el método que utilizan para instar a los alumnos a usar única y exclusivamente el inglés. Imagino que será una escuela en la que hay más silencio de lo normal..., por eso de que me vayan a dar un ticket amarillo y me lleven al despacho del director cuando haya acumulado unos cuantos, qué mal rato;-)

Me gustaría preguntaros algo en relación con el tema. Quizás por deformación profesional (soy traductora e intérprete además de profesora), me gusta traducir textos en clase, bien de español a inglés, o de inglés a español cuando tienen un nivel avanzado. Según me han comentado algunos compañeros, no está muy bien visto hacer ejercicios de traducción como parte del proceso de aprendizaje de una segunda lengua (estoy en completo desacuerdo). Pero a menos que uno sea bilingüe, ¿no estamos traduciendo mentalmente cada vez que usamos una segunda lengua? ¿Por qué esa manía a la traducción? Pensaba que eso de "traduttore=traditore" ya estaba más que olvidado...

Los que tenéis alumnos de la misma nacionalidad, ¿recurrís a la traducción a veces o intentáis evitarla? No sé si esto debería ser tema de un nuevo debate.

Saludos
Natalia, el tema sí que daría para un nuevo debate...

Recuerdo que, antes de aparecer los DELE en 1991, preparábamos a los alumnos para el Diploma de Estudios Hispánicos de la UIMP y una de las pruebas consistía en una traducción inversa al español.

En mi opinión, no sólo no les obstaculizaba el aprendizaje sino que les ayudaba a comprender los mecanismos de la lengua y a evitar en gran medida -al contrario de lo que pudiera pensarse- las traducciones palabra por palabra a la hora de expresarse.

Aun así, el gran inconveniente que encuentro a usar la L1 en clase -sea para traducir o para explicar- es que los alumnos dejan de esforzarse por utilizar la L2 al comunicarse contigo y -al menos, aquí en Grecia- es casi utópico pretender que la utilicen para comunicarse entre ellos, por lo que sólo esporádicamente recurro a la traducción.

Tampoco sé exactamente cómo funciona nuestro cerebro cuando hablamos en un idioma extranjero, pero estoy convencida de que la frecuencia de uso y de exposición a la L2 son factores esenciales para que se produzca la deseada automatización y conseguir comunicarse con cierta naturalidad.

A ver qué opinan otros compañeros...

Saludos.

RSS

Publicidad

Fotos

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

Vídeos

  • Añadir vídeo
  • Ver todos

Música

Cargando…

© 2014   Creado por Jesús Suárez.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio