Comunidad Todoele

Red social de profesores de ELE

13 ejemplos de cómo los smartphones han cambiado nuestra vida Artículo del Huffingtonpost.es

Una de cada cinco personas tiene un teléfono inteligente. Esto significa que hay más de mil millones de personas en el mundo con smartphone. Nuestros dispositivos se han convertido en una extensión de nosotros mismos, nos hacen compañía en momentos importantes, significativos e incluso durante nuestras experiencias más íntimas. Nos los llevamos al baño, los tenemos cerca mientras dormimos y hasta los sacamos de cena.

La tecnología parecía intrascendente al principio, pero no es exactamente así. Un paseo de cinco minutos con el perro por el parque se ha convertido en una oportunidad para revisar el email. Navegar por Instagram mientas Spike hace sus cosas parece inofensivo pero estamos desperdiciando los pequeños momentos lejos de la pantalla que mejoran nuestra vida y que ayudan a reducir el estrés. (Dormir con el teléfono al lado es también una mala idea).

Lo único que estamos consiguiendo es estar cada vez más enganchados. Durante los últimos cinco años, el uso de teléfonos inteligentes ha aumentado exponencialmente. Nuestra dependencia también ha crecido. Según datos del Centro de Investigación Pew, el 29 por ciento de los estadounidenses aseguran que no pueden vivir sin el teléfono móvil. Mientras que en España, otro estudio aseguraba en 2013 que revisamos el smartphone una media de 150 veces al día.

La forma en que experimentamos todos los aspectos de la vida —desde los momentos mundanos a la trascendental— ha cambiado. Nuestra relación con el teléfono es complicada: nos acompaña donde vamos pero nos hacen ser más solitarios. Registran cada momento de nuestras vidas, pero a su vez no nos dejan disfrutar de esos momentos. Todavía tenemos que buscar el equilibrio entre el móvil como accesorio y el móvil como forma de vida. Las fotos de abajo demuestran cómo era la vida antes de que los móviles fuesen una continuación de nuestra identidad y cómo lo es ahora.

Visitas: 99

Respuestas a este foro

Muchas gracias por este comentario. 

En mi opinión, la inteligencia s ela quedó el teléfono y nosotros tomamos lo smart

Hay una relación sujeto-objeto que no será fácil de reajustar. Habrá que tomar posición, y no seguir en este cuento. Aprender a separar-se, como en toda cosa d ela vida. De lo contrario, fusión, igual a despèlote, y lo digo a secas y el que no sepa desengachar que vaya  a un terapeuta.

El dedo índice es el mejor aliado de la regresión que la sociedad de consumo ha encontrado para reducir nuestra inteligencia y dársela cada día más al teléfono. Nos vende inteligencia por colección de información.

Ahí tenemos , cada día más, ..y justo venía pensando eso, algo que ya hace tiempo toma mis viajes en el metro, cuando estaba dando clases en al universidad, en algunas charlas con gente con  items entre los cuales están toda la lista d elos ciberelementos...cada vez saben menos cosas, repiten como loros o ,s encillamente les interesa muy poco todo.

.el gap de la transmisión es tan grande de una generación a otra como el creciente desinterés por entender algo, o razonarlo.al mismo tiempo que la pérdida del pudor como del reconocimiento de ese punto..total, eld edo índice lo sustituye, no?

Se creen smarts y hasta compran inteligencia..para qué usar la propia, no vaya a gastarse! ggggg!!!!

Me preocupa esta celebración tan huecamente smart.

un saludo

Cecilia

RSS

Vídeos

  • Añadir vídeo
  • Ver todos

Distintivo

Cargando…

© 2017   Creado por Jesús Suárez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio